Vive y dejar vivir!

Entre tantas cosas que he visto ultimamente, he aprendido que esa debe ser la consigna VIVE Y DEJAR VIVIR A LOS DEMÁS, no podemos controlar lo que no está en nuestras manos cambiar, por eso la vida y decisiones de los demás solo es problema de ellos y viceversa.

Lo menciono por tantisima gente que observo que vive para criticar, objetar y continuamente hablar de lo que hacen, dicen o no hacen los demás con su vida, cuando la realidad es que eso solo es problema de quien lo vive.

He visto en mi interacción con el mundo de las relaciones humanas que Benito Juárez en 1867 tenía razón «El respeto al derecho ajeno es la paz», entonces, partiendo de allí lo mejor que podemos hacer es vivir sin juzgar ni opinar sobre lo que otros hagan con su vida mientras eso no nos afecte a nosotros porque es su vida y no la nuestra; es sano entender que si una persona hace algo es porque quiso y está consciente de las consecuencias que podrían derivar de sus acciones, cada persona es la única responsable de sus actos, hechos y omisiones.

Cuando veo tanta gente metida dónde no la llaman, opinando, criticando, destruyendo con palabras, sobre temas que no le conciernen me convenzo de que la mejor solución a esa intromisión es LA DISTANCIA porque la toxicidad contamina y corroe, es como una infección que va dañando el tejido sano, ese tejido es nuestra salud mental y equilibrio emocional.

Mi recomendación porque lo estoy practicando es: si no hay nada bueno que decir lo mejor es no decir nada, si lo que se va a comentar no edifica, mejor es no comentarlo, no debemos dar consejos que no nos pidan, no debemos hacer críticas «constructivas» que descalifican y destruyen autoestimas, no somos jueces para hacer juicios de las vidas ajenas sin mirarnos para adentro y corregirnos primero antes de pretender corregir a los demás, así que si la situación con una persona o un grupo así sea de la familia no nos da paz sino por el contrario nos genera malestar la mejor forma de protegerse es ALEJÁNDOSE.

Hay un dicho popular en mi país que dice «Pocos quieren ver ojos bonitos en caras ajenas» he ido comprendiendo que algunas veces sí es así, y que si tus ojos son más bonitos que los del que te mira, eso también puede resultar un problema, para ellos no para ti, no me refiero a belleza física, porque la belleza es subjetiva y está en los ojos de quien la ve, pero la gente así lamentablemente sí existe esa que no logra entender porque unos son exitosos y ellos no, y, aunque lo mejor de vida es hacer bien sin mirar a quien, otros eligen mantenerse cerca solo para asegurarse de que las cosas salgan mal, así que debemos estar dispuestos a mantenernos alejados del que está cerca para generar daños indirectos con pensamientos o palabras descalificadoras.

Esto no se trata de vivir pensando en darle importancia a lo que digan los demás, porque en lo personal vivo mi vida según mis preceptos de paz y armonía sin importarme las opiniones de los demás, pero como ser humano con alta sensibilidad no deja de afectarme, y más cuando eso procede de mi entorno más cercano.

Mi conclusión es que es importante vivir los días lejos de agentes contaminantes del ambiente, que son todas esas personas que diluyen su energía con comentarios y opiniones que nadie le pidió, ahí lo mejor es manterse distante.

Vivir con tranquilidad y lejos del conflicto persistente es una elección, escoger cercanías insanas también lo es, las situaciones por resolver estarán a la orden del día y solo tu que lo vives sabes lo que implica, ningún proceso es igual a otro y solo por empatía debes entenderlo, si para ti algo es fácil para otra personal no lo és y ese no es tu problema, vive tu vida pero hazlo a tu manera y a tu ritmo y permite que los demás también lo hagan.

Si te gusta mi contenido deja tus comentarios y comparte.

3 comentarios sobre “Vive y dejar vivir!

  1. Reblogueó esto en SER+POSITIVOy comentado:
    «Mi recomendación porque lo estoy practicando es: si no hay nada bueno que decir lo mejor es no decir nada, si lo que se va a comentar no edifica, mejor es no comentarlo, no debemos dar consejos que no nos pidan, no debemos hacer críticas «constructivas» que descalifican y destruyen autoestimas, no somos jueces para hacer juicios de las vidas ajenas sin mirarnos para adentro y corregirnos primero antes de pretender corregir a los demás, así que si la situación con una persona o un grupo así sea de la familia no nos da paz sino por el contrario nos genera malestar la mejor forma de protegerse es ALEJÁNDOSE.»

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s